miércoles, 29 de junio de 2011

Las cosas cambian.

Hace 2000 años, la gente asistía a espectáculos en donde hombres y mujeres se mataban con mazos, hachas y lanzas. Hace 500 años, las personas de piel oscura todavía eran vendidas como esclavos. Hace 50 años, las mujeres no tenían derecho a votar. Hace 1 año, las personas del mismo sexo no podían casarse.

Las cosas cambian.

Sí, es verdad. Aún hay pena de muerte. Aún hay guerras. Aún hay ricos y pobres. Y discriminación. Aún hay mierda.

Por eso escribo este blog. Porque aún queda mucho por cambiar.
Escribo para el que le interese. Para todos. Y todos pueden escribir acá.

Hacer.

Sí, para cambiar hay que hacer.
Qué podemos hacer?
Marchas, movilizaciones, escribir en blogs y facebook, dialogar, debatir, informarnos, votar, juntar firmas, ir a un diario, a una radio, hacer afiches, ir a mesas abiertas de proyectos de ley, participar en ONGs...

Sirve? Sí, todo eso sirve.
De la Rúa se fue por los cacerolazos, muchas antenas de celulares se sacan de los barrios por las firmas de los vecinos, la ley de medios fue diseñada durante 3 años con la participación de la gente en mesas abiertas.

A Cristina Fernández la votó la gente.

La gente.

Todo depende de la gente.
Los políticos necesitan votantes. Las empresas necesitan clientes. Los mercados necesitan compradores.

La gente define a una ciudad. A un país. La forma de ser, la responsabilidad, limpiar un lugar o tirar basura. Comprar carne o pescado o pollo. Usar una empresa de celular u otra. Tratar a los demás.

Todos somos la gente.

La verdad.

Existe.
Hay una sola realidad. A veces la sabemos, a veces no.
Algunos mienten. Algunos dicen la verdad. Algunos están equivocados.

Saber la verdad es lo principal. Si un médico no sabe los verdaderos síntomas, un paciente muere.
Si un arquitecto no sabe el verdadero tipo de materiales, un edificio se derrumba.

Para saber hay que informarse.

Algunos mienten.

Algunos matan. Algunos roban. Algunos miran hacia otro lado cuando pasan delante de un anciano que pide en la calle un poco de dinero o comida.

Algunos medios de información ocultan la información. La deforman.
La mierda es parte del corazón del hombre.

De qué lado estamos.

Nadie es perfecto.
Pero nuestras acciones nos definen. Y siempre podemos hacer las cosas bien. Eso nos lleva, a veces, en contra de otra gente.

Las decisiones que tomamos muestran de qué lado estamos.

La mejor película acerca de los medios corruptos. :)