miércoles, 29 de junio de 2011

Las cosas cambian.

Hace 2000 años, la gente asistía a espectáculos en donde hombres y mujeres se mataban con mazos, hachas y lanzas. Hace 500 años, las personas de piel oscura todavía eran vendidas como esclavos. Hace 50 años, las mujeres no tenían derecho a votar. Hace 1 año, las personas del mismo sexo no podían casarse.

Las cosas cambian.

Sí, es verdad. Aún hay pena de muerte. Aún hay guerras. Aún hay ricos y pobres. Y discriminación. Aún hay mierda.

Por eso escribo este blog. Porque aún queda mucho por cambiar.
Escribo para el que le interese. Para todos. Y todos pueden escribir acá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario